Una historia de cirugía, dermatitis, guantes y... ¿amor?