“Desde el embarazo sentí que algo no andaba bien…”