El caso clínico que inició con un juego de básquetbol | MedForum

¿Qué tipo de lesión tiene un hombre que recibió un golpe en el dedo con una pelota de baloncesto? Conozca todos los detalles para llegar a una conclusión.


 

Paciente masculino de 18 años de edad, sin antecedentes personales de importancia, acude a la sala de urgencias porque hace dos horas, mientras jugaba básquetbol, recibió un trauma directo en el segundo dedo de la mano izquierda con el balón.

En este momento presenta dolor intenso en la falange distal del dedo afectado y deformidad en flexión de la articulación interfalángica distal, así como dificultad para su extensión.

 

Este tipo de lesión se conoce como:

  1. Deformidad en cuello de cisne.
  2. Deformidad de Boutonnière.

Deformidad de dedo en martillo.

 

a)  Deformidad en cuello de cisne.

Si bien es cierto que esta lesión se caracteriza por una flexión de la articulación interfalángica distal ─como ocurre con el paciente─ también incluye una hiperextensión de la articulación interfalángica proximal, anomalía que no presenta el paciente, por lo que no corresponde a esta patología.

 


 

b) Deformidad de Boutonnière

Recordemos que la Deformidad de Boutonnière se origina por una lesión del tendón extensor central del dedo, y se caracteriza por la articulación interfalángica proximal del dedo flexionado hacia abajo y la articulación interfalángica distal se hiperextende.

Sin embargo, la lesión del paciente consiste en flexión de la articulación interfalángica distal y dificultad para su extensión por lo que no corresponde a esta patología.

 


 

c) Deformidad de dedo en martillo

 

¡Correcto!

 

La deformidad en martillo es una anomalía en flexión de la articulación interfalángica distal, causada por una rotura del mecanismo extensor (ya sea por lesión del tendón extensor conjunto terminal o por fractura/avulsión ósea de la falange distal).

 

Suele ser secundaria a un traumatismo directo sobre el dedo en hiperextensión o incluso por traumatismos banales, que inicialmente pueden hacer que la lesión pase desapercibida.

 

Como lo señala el abordaje clínico, se realizó una radiografía simple a la mano del paciente con el objetivo de descartar fracturas por avulsión en la base de la falange distal (sitio de inserción del tendón extensor).

 

El manejo inicial del dedo en martillo agudo en pacientes con traumatismo cerrado y lesión tendinosa aislada o avulsión pequeña, suele ser conservador: se inmovilizó la articulación interfalángica distal en extensión durante 8 semanas y una vez que el paciente cumplió el periodo, se indicaron 4 semanas de férula nocturna.

Recordemos que en los casos con avulsión ósea de gran tamaño o lesiones abiertas suelen requerir tratamiento quirúrgico.

 

La derivación al servicio de Traumatología debe realizarse en todos los casos, siendo necesaria la derivación urgente solo en los casos de lesiones abiertas.


 

P3: MX2106088028
Fecha de Expiración: 26/Mayo/2023
ENG.01.MAYO2023

×

Ask Speakers

×

Medical Information Request