"Hemos conseguido abrir la caja y mirar dentro" | MedForum

Conozca los hallazgos de un innovador proyecto que abrirá muchas puertas en la medicina y que propone un sinfín de oportunidades para enfermedades sin cura.

Se considera que el cerebro humano es la estructura más compleja en todo el universo y como dijo Santiago Ramón y Cajal, pionero de la neurociencia moderna: “las neuronas son como misteriosas mariposas del alma, cuyo batir de alas quién sabe si esclarecerá, algún día, el secreto de la vida mental”.
No obstante, expertos alrededor del mundo han seguido trabajando para disipar el misterio y este grupo de científicos ingleses afirma que: “hasta ahora las neuronas han sido como cajas negras, pero hemos conseguido abrir la caja y mirar dentro". ¿Cuáles son las implicaciones de sus hallazgos?

 A finales del año pasado, la revista Nature Communications informó que, por primera vez, se había conseguido diseñar de manera exitosa una neurona artificial capaz de responder a los estímulos eléctricos de la misma manera en que lo hace una neurona real. 

El proyecto fue liderado por el Dr. Alain Nogaret, director del departamento de Física de la Universidad de Bath, en Inglaterra, quien explicó que antes de poder diseñar este chip de silicio que funge como neurona artificial, fue necesario desarrollar complicados modelos matemáticos que pudieran predecir respuestas no lineales. 

Estos cálculos resultaban imprescindibles, ya que las neuronas reales presentan este tipo de respuesta no lineal, lo que significa que cuando reciben un estímulo dos veces más fuerte, esta no emite una respuesta de doble intensidad, sino tres veces más fuerte o una magnitud diferente. 

 Una vez que los científicos contaron con los modelos predictivos fue posible diseñar un microchip que simulara las respuestas naturales de una neurona real, específicamente del hipocampo y del sistema respiratorio. El microchip fue puesto a prueba a través de la estimulación con diferentes rangos de frecuencias e intensidades, obteniendo una respuesta completamente similar a la que tienen las neuronas reales. 
Contar con un dispositivo que es capaz de simular las funcionales neuronales fisiológicas abre un sinfín de oportunidades para el tratamiento de enfermedades crónicas —por ejemplo, la enfermedad neurodegenerativa del Alzheimer—, así como la posibilidad de crear un marcapasos inteligente que sea capaz de comunicarse con las neuronas cerebrales y así estimular al corazón, no a un ritmo determinado, sino al ritmo que exijan las cambiantes necesidades del paciente, tal como sucede con un corazón saludable.

A pesar de que aún faltan varios años de investigación para que estas asombrosas aplicaciones sean una realidad, cada vez estamos más cerca de conseguirlo: el día de hoy, gracias al destacado trabajo de este grupo de científicos, contamos con modelos físicos del “hardware” de una neurona, que además han demostrado su capacidad para mimetizar con éxito el comportamiento de las neuronas reales vivas y eso es un paso trascendental, no solo para la ciencia, sino para la humanidad.   

 


 

P3: MX2005828926 Uso exclusivo del profesional de la Salud
Fecha de Expiración: Mayo 2022
ENG.04.MAYO2020

×

Ask Speakers

×

Medical Information Request